• La historia del Hospital de San Lorenzo de Viladecans. O cómo transformar la sanidad pública en sanidad precaria.

El Hospital de San Lorenzo fue ideado en los años 50 por Martí Roca Soler como fundación benéfico-privada. Su finalidad era ofrecer cobertura sanitaria a los trabajadores la fábrica Roca Radiadores, pero desde sus inicios la atención sanitaria se extendía también de forma benéfica a los “hijos, vecinos y residentes de un año como mínimo de los pueblos de Viladecans y Gavà”, según menciona su acta fundacional.

hospital2Desde su apertura, la población de los municipios del entorno metropolitano de Barcelona se incrementó de forma muy importante debido a la gran migración del resto de España hacia Cataluña. La población de los municipios a los que el hospital ofrecía servicios pasó de algo más de 15.000 habitantes en el año 1950, a más de 65.000 habitantes en 1970. En la actualidad el hospital ofrece sus servicios a los más de 185.000 vecinos de Gavà, Viladecans, Casteldefels, Begues y Sant Climent de Llobregat.

En el año 1978 la fundación original cedió el hospital al Instituto Nacional de Previsión, que lo adquirió definitivamente en 1980. En el año 1981, con el traspaso de las competencias sanitarias, pasó a depender de la Generalitat de Catalunya. Fueron años de muchas promesas incumplidas por parte de todas las administraciones, de convertir San Lorenzo en un hospital comarcal y dotarlo de instalaciones más modernas y adecuadas a las necesidades de su población de referencia.

No fue hasta 1988, con la apertura de los servicios de urgencias de 24 horas, que se puede considerar que el hospital había completado su remodelación, pero ya entonces se evidenciaba que las mejoras introducidas no cubrían las necesidades de una población que seguía en continuo incremento.

En 1994 se inauguró el nuevo edifico de consultas externas y en el 2002 el de urgencias. Al mismo tiempo se prometía una verdadera ampliación de todos servicios, camas, equipamientos y edificios. Los sucesivos tripartitos dirigidos por el PSC prometieron, proyectaron y propusieron como fecha de inicio de las obras el 2010 (había elecciones autonómicas a finales de año), pero no cumplieron.

hospital1Durante la campaña de las anteriores elecciones municipales, en el 2011, el grupo de CIU de Viladecans elaboró unos carteles con el lema “CIU sí ampliará el hospital”, pero los hechos han demostrado la demagogia y la falsedad de esta afirmación. Los últimos años bajo el gobierno de Artur Mas han significado el más profundo desprecio hacia la sanidad con la aplicación de recortes presupuestarios injustos y abusivos. Se intentan explicar por la situación de crisis, pero otras partidas presupuestarias se incrementan sustancialmente para mantener la ilusoria pretensión de un estado inexistente.

Además de los recortes presupuestarios que han supuesto menos personal, menos camas, menos servicios, más listas de espera y atención de urgencias en precario, el Hospital de San Lorenzo también ha visto como se desmantelaba su Gerencia perdiendo la autonomía de gestión que le había permitido ser pionero en España en fórmulas como la cirugía ambulatoria con las que se compensaba, con gran dedicación de sus profesionales, el pequeño tamaño del hospital para su gran población de referencia.

A día de hoy volvemos a ser víctimas de un nuevo intento de manipulación. La Generalitat gobernada por CIU, la que ha provocado el mayor descenso de calidad de la sanidad en Cataluña con consecuencias tan terribles como el incremento de las tasas de defunción, de nuevo vuelve a prometer que ampliará el Hospital de San Lorenzo aunque habrá que esperar al 2016. En un intento de que su falacia sea creíble, incluye partidas en el presupuesto de 2015 para la compra de los terrenos adyacentes al hospital, pero esos terrenos necesarios para la ampliación ya están comprados y pagados.

hospital3También ha anunciado que anticipará las elecciones al último trimestre de 2015. ¿Es causalidad que vuelva a aparecer la promesa de ampliar el hospital? ¿Alguien se cree que esta vez sí cumplirán?

La historia del Hospital de San Lorenzo es un reflejo de lo que ha sido la asistencia sanitaria en nuestro país. Al inicio, Seguro Obligatorio de Enfermedad, o Mutuas, para los trabajadores por cuenta ajena, y beneficencia para el resto. Después, asistencia universal pública y gratuita, sin duda mejorable, pero para toda la población. ¿Cuál será el final de esta historia?

El final que nos prepara CIU pretende el desmantelamiento de la asistencia pública para sustituirla por una asistencia concertada en la que los dueños de los hospitales puedan elegir entre beneficio o servicio. No podemos permitirlo.

hospital4La defensa del Hospital de San Lorenzo que están llevando a cabo los vecinos de los municipios afectados organizados en una plataforma, los propios empleados del hospital encabezados por sus organizaciones sindicales y muchas otras entidades locales, no es la defensa de unos puestos de trabajo o de un edificio emblemático para Viladecans, sino la defensa del modelo de sanidad público, sostenible y de calidad que todos nos merecemos y por el que aboga nuestro partido.

Les hemos apoyado hasta ahora y les apoyaremos en el futuro. Nuestra salud está en juego.