Payasos, estelada y adoctrinamiento en Cornellá

Hoy quiero contaros algo que me llamó la atención la pasada semana, durante uno de las actuaciones de payasos que se han llevado a cabo en la ciudad durante el “17º Festival de Pallassos de Cornellà”. Asistía como espectador al festival, cuando durante una de las actuaciones, un payaso subió al escenario con una estelada por capa, quizá con afán de imitar a “Superman” en versión separatista.
La conducta de este desvirtuador de la profesión de Charlie Rivel es inadmisible. Su ética brilla por su ausencia. Porque no hablamos de un acto político o reivindicativo del movimiento de agitprop nacional-separatista. Lamentablemente, una vez más se utilizan acontecimientos culturales, lúdico-festivos, para adoctrinar a la población. Y lo que es peor; a los niños.
De hecho, a escasos pasos de mí, vi a un niño que le llamó la atención dicha “capa”. El pequeño le comentó a su padre:
– Mira papa, la senyera catalana
A lo que el tierno progenitor respondió:
– Sí fill-.

1a

Actuación de payasos en Cornellá

No entraré en el tipo de formación que este padre brinda a su hijo. Si quiere confundir a su pequeño igualando la bandera de todos, la senyera, con la estelada separatista, allá él. Pero este breve e ilustrativo diálogo (solo dos frases) es ejemplo de la realidad que estamos viviendo en Cataluña, de la intoxicación y el sectarismo que utilizan los independentistas con nuestros niños.
Primero, porque como ya he dicho, la estelada no es la senyera de Cataluña, es un símbolo independentista con tanto valor legal como una bandera blanca con la imagen de Triki, el monstruo de las galletas.

1b

“Senyera de Catalunya”

Este sólo es el primer paso. Desde hace ya un tiempo, la reivindicación de “volver” a ser independientes, cuando Cataluña nunca lo ha sido pues pertenecíamos a la Corona de Aragón, es una muestra más de la manipulación de la historia y la exaltación del odio hacia el resto de España. Y digo odio, porque es lo que se fomenta, odiar a aquellos que según ellos, nos oprimen, nos roban – no solo el dinero, sino además la identidad-.
Ahí están para probarlo las fantasmagóricas teorías sostenidas entre otros por el Sr. Jordi Bilbeny, director del Institut Nova Historia, que afirma – aunque aunque cueste creerlo- que Colón, Cervantes, Teresa de Ávila o el anónimo creador de “El Lazarillo de Tormes” eran catalanes. Revisionismo en estado puro sazonado con delirios de grandeza. Efectivamente, España nos roba… la identidad de ilustres padres del inexistente reino catalán.

1c

Bandera independentista o “estelada”

Cambiemos la bandera, la historia, el origen de sus protagonistas, fomentemos el odio a España, justifiquemos las agresiones contra los que piensan distinto (viles cipayos y colonos del estado opresor). Todo sea por la causa.
Hace unos años, hablábamos del adoctrinamiento de las ikastolas en el País Vasco, donde los libros de texto tuvieron que ser revisados por el Gobierno, pues la historia que contaban y la verdad coincidían escasamente. Tal era la manipulación. Lamentablemente, el pasado del País Vasco es el presente de Cataluña.
Para muestra, ahí tienen a un payaso mostrando las bondades del adoctrinamiento subliminal.

Ismael Ciurana Sánchez

Responsable de RRSS & Comunicaciones